Cuando se aplica el IVA reducido en la reforma de una vivienda?
Publicado el jueves, 22 de abril de 2021

Renovarse o morir. Esta frase la aplicamos en muchos ámbitos de nuestra vida, incluyendo nuestros hogares. Hacer una reforma en nuestra casa implica muchos cambios a decidir y también una serie de gastos a asumir.

A menudo aparecen nuevos formatos, materiales o tendencias que nos pueden animar a hacer una reforma en nuestro hogar. También puede darse el caso de tener que hacerlo por funcionalidad, como pueden ser las reformas derivadas debido al Covid-19. En este post puedes leer cuáles son las reformas más demandadas durante la pandemia.


A Inmobiliaria Espígul no sólo nos dedicamos a la compra y alquiler de propiedades. También tenemos un equipo que se encarga de la construcción y el interiorismo de nuestras propiedades de obra nueva y ofrecemos el servicio de pequeñas reformas o reformas integrales para que consigas el hogar que se adapte a tus necesidades.


En el post de hoy hablamos de qué requisitos debes cumplir para beneficiarte del IVA reducido en reformas de viviendas particulares. Es decir, en qué ocasiones se concede con el fin de obtener un 10% de IVA en la reforma de tu hogar.


Requisitos que deben cumplirse:

> El beneficiario de esta reducción del IVA debe ser una persona física y el fin de la vivienda donde se realice el proyecto sea de uso personal.


> Que la rehabilitación o construcción de la vivienda donde se realiza la obra, haya finalizado al menos dos años antes. En caso de que hayas hecho una obra, y en menos de dos años quieras volver a hacerla de nuevo, el IVA de la segunda reforma sería del 21%.


> Que el propietario de la obra no aporte materiales necesarios para que ésta sea posible. En el caso de hacerlo, su coste no puede exceder el 40% de la base imponible de las obras.


Si se cumplen estas condiciones básicas, podrás disfrutar del IVA reducido en todos los trabajos que implican una reforma.


¿En qué materiales e instalaciones te puedes beneficiar de IVA reducido?

En 2010 hubo un punto de inflexión en cuanto a la aplicación del IVA reducido, ya que éste sólo era válido para las actividades de obra. Desde entonces, y actualmente, se aplica en cualquier reforma, obra de renovación o reparación de las siguientes actividades:

> Electricidad

> Instalaciones

> Yeseros

> Sanitarios

> Albañilería

> Carpintería

> Pintura


Como ya hemos comentado anteriormente, el propietario puede aportar materiales pero éstos no pueden superar el 40% del coste de la reforma, ya que implican un escaso beneficio para el profesional que la realiza.


En qué casos no se aplica la reducción de IVA?

Las instalaciones de calefacción y doble vidrio o bien las instalaciones de televisión digital, telefonía o acceso de internet quedan exentas de la aplicación del IVA reducido.


¿Qué pasa con la reforma de edificios y zonas comunes?

En estos casos también se puede optar al IVA reducido pero deben cumplirse dos condiciones:


> Que más del 50% de las obras incluidas en el proyecto de rehabilitación tengan que ver con elementos estructurales del edificio (fachada, cementos ...)


> Que el coste total de la reforma supere el 25% de adquisición del edificio en caso de que se compras dos años antes de la rehabilitación o bien del valor del mercado.


Teniendo en cuenta los puntos anteriores, es recomendable calcular el IVA total con el profesional que llevará a cabo la reforma teniendo en cuenta todos los trabajos concretos que supone la reforma y también el importe de todos los materiales necesarios.


Esto puede suponer pasar de un 21% de IVA a un 10% de IVA en el coste final de la reforma y es una diferencia bastante importante a considerar.


Si estás pensando en reformar tu hogar y quieres contar con un equipo de profesionales de confianza y con más de 30 años de experiencia, Inmobiliaria Espígul somos la mejor opción. Si quieres más información puedes contactar a a hola@espigul.com o bien llamarnos al 972 220 110. Es hora de que tengas la casa que siempre has deseado!